Los mercados medievales existen desde hace más de 1000 años...

...¡y para nosotros es un honor ser sus organizadores en el siglo XXI!

El visitante tiene la oportunidad de pasear por una plaza de mercado del pasado y de tratar con artesanos de diferentes gremios: herreros, alfareros, tejedores, etc. En las tabernas actúan los juglares, en la casa de baños cantan alegremente los borrachines, sobre el escenario cantan los músicos, el tiovivo gira accionado por una manivela, los tenderos anuncian sus mercancías: pieles, cazos, instrumentos, ropas, armas y utensilios de madera. Mas allá hay puestos de tiro con arco y lanzamiento de cuchillos para adultos, mientras que un cuentacuentos se rodea de niños, un halconero deja volar sus aves y un rufián es juzgado en el patíbulo. Día de mercado en la Edad Media.
Sündenfrei es capaz de lograr esta atmósfera gracias a los grandes esfuerzos de su personal, sus bastidores y con ayuda de numerosos socios.
Podemos ofrecer situaciones similares a la del mercado también en otras épocas.